Día de las Madres

EL VIERNES 9 DE MAYO AL MEDIODIA

LA ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA RINDE HOMENAJE A LAS MADRES

LA ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA, PATRIMONIO ARTÍSTICO Y CULTURAL DE LA NACIÓN, CELEBRA EL DÍA DE LAS MADRES CON UN CONCIERTO EXCEPCIONAL BAJO LA BATUTA DEL MAESTRO ALFONSO LÓPEZ JUNTO AL ORFEÓN DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN, EL PRÓXIMO VIERNES 9 DE MAYO A LAS 12:00 P.M. EN LA SEDE DEL MPPE EN LA ESQUINA DE SALAS A CAJA DE AGUA, PARROQUIA ALTAGRACIA. 

HONRANDO A LA MUJER VENEZOLANA NADA MEJOR QUE EN ESTA OCASIÓN ENTONAR UN REPERTORIO ROMÁNTICO: SUITE ONDA NUEVA, EL DÍA QUE ME QUIERAS, MOTIVOS, VIDA CONSENTIDA, POPURRÍ VIVA BILLO’S, VENEZUELA Y ALMA LLANERA, ENTRE OTROS PARA COMPLACER A QUIENES SON EL PILAR DE NUESTRAS VIDAS Y ETERNAS LUCHADORAS. LA ENTRADA ES LIBRE Y GRATUITA.

Image

Un Concierto Romántico dará la Orquesta Sinfónica de Venezuela, Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación, junto al Orfeón del Ministerio del Poder Popular para la Educación, para honrar a las mujeres venezolanas en el Día de la Madre el próximo viernes 9 de mayo a las 12:00 p.m. en la sede del propio Ministerio del Poder Popular para la Educación, ubicado en la Esquina de Salas a Caja de Agua, Parroquia Altagracia.

El director invitado es el Maestro Alfonso López Chollet quien elevará su batuta para presentar un concierto donde se reconocerá a todas las madres venezolanas. El Orfeón del MPPE bajo la dirección del maestro Jaime García, nos acompañará este año nuevamente.

Un repertorio romántico engalana la ocasión: Suite Onda Nueva de Aldemaro Romero; El Día Que Me quieras de Alfredo Lepera y Carlos Gardel, arreglo orquestal de Pedro López y el arreglo coral de Vivian Tabush; Vida Consentida de Homero Parra, arreglo orquestal de Pedro López y arreglo coral de Nelson Mendire; La Zaranda de Henry Martínez, arreglo orquestal de Oswaldo Aquique R.;Montilla (Folklore Larense) arreglo orquestal de María Adela Alvarado y Amanda Soriano; Apure En Un Viaje de Genaro Prieto, arreglo orquestal de Ernesto Torres; Ven de Manuel Sánchez Acosta, arreglo orquestal de Pedro López y arreglo coral de Gonzalo Peña; Motivos de Italo Pizzolante, arreglo orquestal de Pedro López y arreglo coral de Jaime García; Linda Barinas de Eladio Tarife, arreglo orquestal de Pedro López y arreglo coral de Baltazar Tarife; Venezuela de Herrero y Armenteros, arreglo orquestal de Pedro López y arreglo Coral de Víctor Leonardo González; Alma Llanera de Pedro Elías Gutiérrez, arreglo Orquestal de Pedro López y arreglo coral de Ángel Sauce; Popurrí Viva Billo’s, arreglo orquestal de Alfonso López.

Image

 La Orquesta Sinfónica de Venezuela, la pionera y decana del movimiento sinfónico en nuestro país, invita a todas las madres a que se acerquen y reciban con nuestras notas y cantos, un eterno agradecimiento por llenar nuestras vidas con su amor y dedicación. Les esperamos sin falta el viernes 9 de mayo a mediodía para complacer con crecer a todas las madres en su día.

LA OSV EN MI ESCUELA EN EL MES DE MAYO/2014

LA OSV EN MI ESCUELA LLEGÓ PARA QUEDARSE

LA ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA SIGUE DESPERTANDO “EMOCIÓN POR LA VIDA A TRAVÉS DE LA MÚSICA” CON SU PROGRAMA SOCIOEDUCATIVO QUE TIENE YA MÁS DE CINCO AÑOS DE TRAYECTORIA, Y QUE SEMANALMENTE REUNIRÁ A CIENTOS DE NIÑOS EN LA GRAN CASA DE LA OSV, EL TEATRO TERESA CARREÑO. DE IGUAL MANERA, GRUPOS DE CÁMARA DE LA OSV VISITARÁN COLEGIOS DE DIVERSIDAD FUNCIONAL UBICADOS EN EL DISTRITO CAPITAL. CON EL AUSPICIO DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN LA OSV EN MI ESCUELA BRINDA EDUCACIÓN MUSICAL A MILES DE NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES Y PERSONAL ADMINISTRATIVO EN CARACAS Y OTRAS ZONAS DEL PAÍS.

Image

Crédito fotográfico JOSÉ GREGORIO PAREDES mariscalmodel@gmail.com

Prensa, OSV. Samantha Cabrera. La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) -Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación- sigue despertando “Emoción por la vida a través de la música” con su programa socioeducativo La OSV en Mi Escuela, el cual durante todo el mes de mayo continuará con su programación tanto en diversos planteles de la Gran Caracas como en la Sala José Félix Ribas, recinto elegido para recibir a cientos de niños que tendrán la oportunidad de ver a la orquesta completa y disfrutar de un mágico recorrido de la mano de “Teresita” y “María Luisa”.

Image

Crédito fotográfico JOSÉ GREGORIO PAREDES mariscalmodel@gmail.com

El martes 6 de mayo, los grupos de cámara de cuerdas de la OSV llevarán toda su alegría a dos Escuelas Bolivarianas de Diversidad Funcional: “Bicentenario del Libertador” y “Dora Burgueños” ubicadas en Caracas, llevando amor, música y alegría a estas importantes instituciones educativas que siempre son prioridad fundamental dentro de este programa ​s​ocio​educativo de la Sinfónica de Venezuela.

Image

Por su parte, el miércoles 7 le toca el turno a quince escuelas que vivirán en pleno, la experiencia del programa socioeducativo La OSV en Mi Escuela: Emoción por la vida a través de la música. Estas instituciones educativas son: C.E.I.N.S Edad de Oro, C.E.I.N.S Canta Pirulero, C.E.I.N.S Concepción Mariño, C.E.I.N.S Matea Bolívar, U.E.P San José del Ávila, U.E.N.B San Isidro de Galipán, C.E.I.N.S Kapadare, C.E.I.N.S Arturo Michelena, C.E.I.N.S Magdalena de Sucre, C.E.I.N.S Manuelita Sáez, C.E.I.N.S Guinand Sandoz, C.E.I.N.S Antolin Arana, C.E.I.N.S Martín J. Sanabria, C.E.I.N Consuelo Fernández, U.E.N Tomas Vicente González.

El repertorio del concierto está conformado por obras de grandes compositores universales, y una pequeña selección de música infantil, que nuestros pequeños visitantes disfrutarán y cantarán al ritmo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, quien lleva 84 años de trayectoria ininterrumpida, tiempo en el cual siempre le ha dedicado una atención especial a las escuelas del país de la mano del Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Image

La OSV en Mi Escuela se ha convertido en el programa bandera de la OSV, pues cada uno de sus miembros así como el personal administrativo, unen esfuerzos para que cada comunidad del país tenga contacto directo con la orquesta, y así miles de niños, niñas y adolescentes en edad escolar puedan disfrutar y aprender a través de la música, y de esta manera fortalecer su conciencia e identidad nacional, para ser mejores ciudadanos.

LA OSV EN MI ESCUELAEMOCIÓN POR LA VIDA A TRAVÉS DE LA MÚSICA

ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA, ALMA DE NUESTRA HISTORIA MUSICAL.

HAZTE FAN: SEMANA A SEMANA

Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV): Patrimonio Artístico y Cultural de la Nación, con el apoyo del Ministerio del Poder Popular para la Educación. Creada en 1930 como la primera orquesta sinfónica de nuestro país, por el Maestro Vicente Emilio Sojo, es también la primera orquesta fundada en América Latina. Conocida como La Sinfónica, se considera la cuna del movimiento sinfónico que posicionó a nuestro país como potencial musical de referencia mundial.

Facebook: Orquesta Sinfónica de Venezuela. Twitter: @SinfonicadeVzla, Youtube:SinfonicadeVenezuela, Página Web: www.osv.org.veTeléfonos: (58212) 578.12.66 / (58212) 578.28.45. Fax: (58212) 578.07.74

Pitangus Sulphuratus – Concierto para flauta y orquesta de cuerdas

Vídeo

La Orquesta Sinfónica de Venezuela aprecia profundamente a la naturaleza y cada vez que una obra musical de un compositor revela elementos del medio ambiente y los transforma en algo maravilloso, el resultado es una música trascendente.
Compartimos este vídeo del Pitangus Sulphuratus – Concierto para flauta y orquesta de cuerdas (1.987) de la Maestro Adina Izarra. La Cadenza es del Profesor Andrés Eloy Rodríguez (flautista). Dirige a la Orquesta Sinfónica de Venezuela bajo la dirección de la Maestra Nathalia Luis-Bassa. Sala José Félix Ribas, Teatro Teresa Carreño. Caracas (Venezuela) 7 de julio de 2006
Obra realizada por encargo del Banco Industrial de Venezuela en su 50 aniversario. Este trabajo se basa en los llamados de aves, especialmente el Pitangus sulphuratus (Cristofué) la cual se encuentra ampliamente diseminada en el área de Caracas y en general en América del Sur. Compuesta en varios movimientos que se ejecutan continuamente, explora las posibilidades del merengue caraqueño. Se inicia con una tarde de Marzo, somnolienta y calurosa y de allí al ritmo de merengue, para culminar en una hamaca, oscilante. La obra regresa a su comienzo en una característica forma de arco, terminando en la tarde de marzo.
Estrenado en Caracas por el flautista venezolano Luis Julio Toro, a quien está dedicada la obra, y quien también lo estrena en México durante el año siguiente, tanto en Ciudad de México como en Morelia. De igual forma el artista grabó en LP en una antología de compositores venezolanos . Manuela Wiesler realizó una grabación de esta obra para el sello BIS Grammophone en Suecia bajo el título de Oiseaux Tendre.
La obra está escrita en forma de arco y tiene una Cadenza para ser improvisada por el artista intérprete o ejecutante a la antigua usanza , es decir, sólo ciertos acordes se les da a las cuerdas, sobre las que el flautista pone su libre imaginación.
Este concierto fue seleccionado por el jurado internacional de la Sociedad Internacional de Música Contemporánea (ISCM) para ser ejecutado en el marco del Día de la Música del Mundo en Oslo en 1.990 teniendo como solista a Manuela Wiesler (Austria). En tiempos recientes (2012) la flautista israelí Sharon Bezaly realizó una grabación del mismo trabajo para el sello BIS.
La presente grabación en vivo con cadencia del propio intérprete se realizó bajo el auspicio de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar y la Fundación Calcaño, y fue a su vez el Concierto de Grado de Magíster del solista en la USB.

Minientrada

foto onfI CONCURSO DE FLAUTA Y PICCOLO 

Homenaje al Maestro Ángel Briceño

El domingo 27 de abril, la Orquesta Nacional de Flautas (ONF), bajo la organización de su directora artística la licenciada María Gabriela Rodríguez y en el marco de su décimo noveno aniversario, realizo la Ronda Final de su Primer Concurso de Flauta y Piccolo, homenaje al flautista Ángel Briceño, maestro que perteneció a la Orquesta Sinfónica de Venezuela y en el cual resultaron ganadores Katherine Rivas en la categoría de flauta y Raúl Pimentel en la categoría de piccolo, ambos pertenecientes al Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela.

El encuentro tuvo lugar en la sala José Félix Ribas del Teatro “Teresa Carreño” y se realizo abierto al público, el cual pudo disfrutar el alto nivel de los finalistas.

La ONF presentó su primer concurso con la colaboración del Instituto de las Artes Escénicas y Musicales (IAEM), la Compañía Nacional de Música así como de la corporación Yamaha de Venezuela, la Fundación Mercantil y el Teatro Teresa Carreño.

Para esta ocasión estuvieron presentes como jurados los flautistas Alexis Angulo, Mariaceli Navarro, Raimundo Pineda, Andrés Eloy Rodríguez y el maestro José Antonio Naranjo. Para esta ocasión se contó con la presencia de la profesora Coralia Maiolino como pianista acompañante.

Los finalistas en la categoría de flauta fueron María Gabriela Núñez (Caracas), Oriana Silva (Zulia) y en la categoría de piccolo los finalistas fueron Wendy Arias (Yaracuy), Raúl Pimentel (Caracas) y Katherine Rivas, quien fue seleccionada para competir en ambas categorías.

El repertorio de la Ronda Final incluyo obras para flauta de Mozart y Fauré y para la categoría de piccolo de Vivaldi y Lavista. Este concurso fue realizado con el propósito de ofrecer una oportunidad a los flautistas venezolanos para seguir estimulando su desarrollo artístico.

La orquesta ofrece más información sobre sus actividades en Internet, a través de su página web www.onf.com.ve, y las redes sociales facebook (Orquesta Nacional de Flautas de Venezuela) canal de You Tube 1onfvenezuela y twitter (@onfvenezuela).

Image

María Gabriela Rodríguez es solista de nuestra fila de flautas y es la directora de la Orquesta Nacional de Flautas. 

 

 

 

 

 

 

HISTORIA OSV: NUESTRO ENCUENTRO CON EL PAPA JUAN PABLO II

Este domingo 27 de abril será canonizado Juan Pablo II y la Orquesta Sinfónica de Venezuela recuerda al Papa Amigo

En 1996 cuando se celebró la II Visita de su Santidad Juan Pablo II a nuestro país, a la Orquesta Sinfónica de Venezuela se le dio el encargo de recibirle muy especialmente con un concierto. Un evento muy significativo para la pionera del movimiento orquestal venezolano que compartió y estuvo muy cerca del hoy, Papa Santo. Los músicos recuerdan con afecto esa ocasión en que recibieron una bendición muy significativa. Nos unimos a la celebración del pueblo católico en el mundo entero por la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, dos pontífices que trabajaron arduamente por la unión de los cristianos en el mundo.

Image

Prensa OSV. Evelyn Navas Abdulkadir. La segunda visita del Papa Juan Pablo II a nuestro país en 1996 requirió de la participación de la Orquesta Sinfónica de Venezuela en dos eventos especiales. El primero, el 4 de febrero en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño cuando se realizó el Homenaje a la Comisión Coordinadora de la Visita Papal. La OSV en pleno se presentó en el escenario bajo la batuta del maestro Olivier Grangean, siendo el solista Marco Granados (flautista).  El programa consistió en la Obertura de Las Bodas de Fígaro de Mozart, el Concierto para flauta y orquesta de  Ibert y la Sinfonía N°6 de Tchaikovsky. Esa fue la antesala al evento mayor.

Image

El pueblo venezolano recibió con mucho júbilo y gran entusiasmo al Papa Juan Pablo II, el Papa Amigo o el Papa Peregrino como también se le llamaba, el 9 de febrero de 1996. Con su sonrisa característica y el gesto de la bendición, su Santidad pisó nuestras tierras tras 11 años desde su primera llegada al país y de nuevo se robó los corazones de todo un pueblo que se volcó a las calles emocionado. La respuesta del Vicario de Cristo fue simple, en muchas ocasiones rompió el protocolo y se bajó del Papa Móvil para saludar y bendecir.

Image

Al día siguiente de su llegada, se celebra el Encuentro con los Constructores de la Sociedad “Despierta y Reacciona, Es el Momento” en el Teatro Teresa Carreño, y allí se dio la bienvenida musical, una parte en los espacios abiertos del Teatro Teresa Carreño y otra en la Sala Ríos Reyna. La Orquesta Sinfónica de Venezuela fue dirigida por los Maestros Felipe Izcaray, Miguel Delgado Estévez y Alfredo Rugeles. Los solistas invitados fueron el Maestro Simón Díaz y Alejandro Carreño (Violinista), junto al Coro Teatro Teresa Carreño.

Image

El programa consistió en la interpretación de Fuga con pajarillo de Aldemaro Romero; Fuga Criolla de Juan Bautista Plaza; 3° Movimiento del Concierto para violín y orquesta en La menor de Antonio Vivaldi; Himno a la Virgen de Coromotoen arreglo de Antonio Pizzolante; “Regina Coelli” de Cavalleria Rusticana de Pietro Mascagni; Himno Pontificio de Charles Gounod; Tonada del Papa Amigo de Simón Díaz; Tu est Petrus en arreglo de Gonzalo Castellanos; Cum Sancto Spiritu de la Pequeña Misa Solemne de Rossini  y Oda a la Alegría de la 9° Sinfonía de Ludwig Van Beethoven.

Image

El presidente de la Junta Directiva de la Orquesta Sinfónica de Venezuela de aquel entonces, Alejandro Ramírez, entregó a Su Santidad en nombre del movimiento musical venezolano, un CD con grabaciones de la OSV acompañada por el Coro José Ángel Lamas y la intervención de importantes cantantes nacionales, bajo la dirección del maestro fundador Vicente Emilio Sojo. En ese CD están plasmadas las hermosas composiciones de la época de La Colonia, alegóricas a la celebración de Semana Santa en Venezuela, las cuales prometió el Papa escuchar con atención de vuelta a casa.

La Orquesta Sinfónica de Venezuela, con 84 años de tradición y compromiso, siempre a la vanguardia y enalteciendo el nombre de nuestro país, recuerda este dato histórico que nos llena de orgullo. Que la bendición del ahora Papa Santo, Juan Pablo II se siga extendiendo sobre toda  nuestra tierra.

Image

Karol Józef Wojtyła, conocido como Juan Pablo II desde su elección al papado en octubre de 1978, (Cracovia, 1920 – Ciudad del Vaticano, 2005) realizó un total de 104 viajes apostólicos fuera de Italia y 146 por el interior de ese país. Entre estos viajes se encuentran las dos visitas oficiales realizadas en Venezuela en los años 1985 y 1996. En su última visita, proveniente de Guatemala, Juan Pablo II encabezó diversas actividades, entre las que destacan el carismático discurso a los presos del demolido “Retén de Catia”, la misa de inauguración del Nuevo Santuario de La Virgen de Coromoto en Guanare, la misa por la evangelización de los pueblos celebrada en el Aeropuerto de La Carlota y el encuentro con representantes de la vida social, cultural, política y económica de Venezuela, celebrada en el Teatro Teresa Carreño. Es precisamente en este encuentro donde Juan Pablo II deja importantes mensajes de esperanza a los distintos sectores del país, invitando a la Venezuela de fines del siglo XX a afrontar sin miedo los retos de la historia. Mensaje que sigue vigente hoy día.

 

Minientrada

Fanny Arjona, Narradora en Cantata Simón Bolívar

 LA LIBERTAD SEGÚN JUAN CARLOS NÚÑEZ

  • La Orquesta Sinfónica de Venezuela junto al Coro del Ópera Teatro Teresa Carreño estrenará mundialmente este viernes 25 de abril a las 7 p.m. una de las obras más trascendentes del Maestro Juan Carlos Núñez: Cantata Simón Bolívar, basada en el poema Canto para Bolívar de Pablo Neruda, con el cual busca acercarnos a su visión sobre un Bolívar inexplorado hasta ahora, guerrero y pacífico, y desde este gran icono llamar la atención del venezolano de hoy para que reflexione sobre el valor de la paz.
  • La cita es en la Sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño y el costo es de Bs. 50.
  • La Orquesta Sinfónica de Venezuela (OSV) y el Coro de Ópera Teresa Carreño estarán bajo la batuta del propio compositor, Juan Carlos Núñez, siendo acompañado por Betsabeth Talavera (soprano), Amelia Salazar (mezzosoprano), Francisco Morales (tenor), Franklin de Lima (barítono) y Fanny Arjona (narradora), como solistas.

Image

Prensa OSV. Evelyn Navas Abdulkadir. Conversamos con la actriz y soprano Fanny Arjona, sobre su más reciente participación en una obra de Juan Carlos Núñez. Su voz cautivó al maestro desde que se conocieran en el grupo teatral Rajatabla y desde entonces la colaboración ha sido prácticamente sostenida.

Prensa OSV: ¿Qué opinión le merece la nueva obra de Juan Carlos Núñez, Cantata Simón Bolívar?

FA: “La Cantata Bolívar es una nueva propuesta dentro de la estética que el propio Maestro Núñez  ha denominado músico-dramaturgia, donde incluye elementos expresivos de índole teatral dentro del ámbito sinfónico. Esto ha sido siempre  una constante a lo largo de su obra compositiva. Se trata de un planteamiento de alta factura artística e índole contemporánea, íntimamente ligado a la esencia del acontecer nacional actual. Por esa razón creo que será una obra de gran convocatoria y alto impacto social”.

Prensa OSV: Como narradora –representando a Libertad, ¿Cuál es la trascendencia de su rol?

FA: “Este rol de Narradora implica una sugerente representación icónica de la Libertad -que habla a través de las palabras del poeta Pablo Neruda-  y posee connotaciones muy importantes dentro del contexto de la obra, muy alejado de la visión ortodoxa de lo que usualmente  implica ‘declamar’ un poema, sobre todo de uno tan conocido y obra de un creador universal. El poema va imbricándose dentro del discurso sinfónico y vocal, sirviendo de nexo entre la palabra y la música y fungiendo a un tiempo, de vibrante puente conector con el público. Esta Narradora además, se une finalmente al ensamble vocal para entonar un himno de proporciones gloriosas. Obviamente, la Libertad, como valor y derecho  imprescriptible, inherente a la condición humana misma en todo nivel y tiempo, mantiene desde siempre su condición inalienable y trascendencia permanente, a lo largo de la historia del hombre y de los pueblos”.

Prensa OSV: ¿Qué le transmite el Simón Bolívar de Pablo Neruda y como lo ve reflejado en la Venezuela actual?

FA: “La directa relación histórica que cíclicamente se repite a modo de aprendizaje, se refleja inconfundiblemente en los hechos que marcan nuestra realidad y en la que estamos todos inmersos, interpretes y publico. La lucha por la Libertad, por la defensa de los legítimos derechos, la sangre derramada en enfrentamientos dolorosamente necesarios, son sucesos actuales enmarcados en nuestra realidad, en el contexto del poema y en los momentos históricos  a los que canta el poeta. Las implicaciones son en todo ámbito de índole colectiva, de proyección  histórica y emocional ante una realidad ante la que no podemos -ni se nos permite- ser indolentes y pasivos, al contrario, la figura de Bolívar se yergue de nuevo desde su eternidad para llamarnos una vez más a la liberación”.

Prensa OSV: ¿Cómo es el Bolívar del poeta Pablo Neruda?

FA: “El Bolívar de Neruda es producto de su invención poética, en el que se entremezclan el amor casi místico por el héroe, la fiebre de su palabra que le engrandece y su particular posición política. Inicialmente, puede percibirse que con total ingenuidad. También se refiere al adalid guerrero, vencedor imbatible al frente de su ejército, al paladín que acude y pervive en los hechos y los elementos, intacto en su valor y potencial liberador. En ese sentido, percibo a ese Bolívar intacto en quienes luchan por sus ideales”.

Image

Prensa OSV: ¿Qué representa trabajar con Juan Carlos Núñez?

FA: “Trabajar con Juan Carlos ha implicado siempre un enorme compromiso con el ejercicio creador, puesto constantemente a prueba. Nos conocimos en Rajatabla en el año 1982 y desde entonces hemos logrado consolidar una dinámica muy vigorosa, muy nuestra y fructífera, que nos ha aportado inmensas satisfacciones. Trabajando con él he descubierto talentos que desconocía, logrando expandir mis posibilidades expresivas a otras disciplinas, lo cual complementa mi labor artística. Así he colaborado con él en varias  propuestas, bien realizando un texto para amalgamarlo a un entramado sinfónico, como cantante lirico y como actriz. En ese sentido, creo sin temor a equivocarme, soy la única actriz en el país que aborda esta clase de compromisos, en los que está de por medio el análisis y resolución musical de una partitura y una de las muy contadas sopranos que puede mostrar en escena un personaje construido en toda regla. De Juan Carlos he estrenado “Bolívar” de  Rajatabla, el “Réquiem a la Memoria de Don Simón Bolívar”, el “Vía Crucis –Réquiem para el Siglo XX”,  “Música para el Martirio de San Sebastián” -sobre textos de Federico García Lorca-, “Amazonia” y ahora “Cantata Bolívar”. No hace mucho, abordamos igualmente una experiencia músico-teatral, sobre la totalidad del poema “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, también de Lorca. He hecho adaptaciones de clásicos griegos para los alumnos de su Cátedra Latinoamericana de Composición Antonio Estévez, he cantado algunas partituras de sus alumnos y tenemos una obra aun inédita, cuya principal figura es una amada figura histórica nuestra. De estas obras, incluyendo esta Cantata, tres han sido estrenos mundiales realizados con la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

Prensa OSV: ¿Qué se siente participar en un estreno mundial junto a la Orquesta Sinfónica de Venezuela?

FA: “Trabajar con La Sinfónica es siempre motivo de gran emoción y orgullo. Como venezolana, me apropio y ufano de toda la brillante trayectoria que sustenta a esta decana de las agrupaciones sinfónicas del país y el compromiso de equiparar su nivel es siempre estimulante. Se trata de una agrupación de talla y nivel profesional, que aglutina en su seno músicos notables, que posee un excelente balance orquestal y sonido característicos. Es maravilloso, luego de galas líricas y títulos compartidos en el escenario más importante del país, volver a encontrarnos para afrontar una vez más un estreno mundial”.

Prensa OSV: ¿Qué puede esperar el público de la obra?

FA: “La audiencia puede esperar de esta obra arte depurado y honesto, novedad, calidad y estrecho vínculo con el entorno, que creo, debe ser el compromiso de todo artista”.

Image

SOBRE FANNY ARJONA

Actriz y soprano venezolana nacida en Caracas. Inició su formación vocal con Francisco Kraus, continuando en laAcademia Latinoamericana de Canto Lírico Carmen Teresa de Hurtado  y más tarde en el Instituto Universitario de Estudios Musicales (IUDEM), donde cursó la  Licenciatura en la Mención Canto Lírico bajo la tutela de Yazmira Ruiz.

Ha participado en los Talleres de Lied Alemán impartido por Ingeborg Danz y Almut Eckels en el marco de la VII Edición Internacional de la Academia Bach de Venezuela, las Master class impartidas en su momento por los cantantes Aquiles Machado, Pedro Liendo y Katia Ricciarelli. Ganadora del Concurso Nacional de Canto Lírico Escuela Superior de Música José Ángel Lamas en su Primera y Tercera Edición, haciéndose acreedora de los galardones Nivel Intermedio Voz Femenina, Nivel Superior  y elPremio Único “Vicente Emilio Sojo”, otorgado a la mejor interpretación de las obras de este autor.

Ha cantado en calidad de solista con las Orquestas Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, Sinfónica de Venezuela, Municipal de Caracas, Filarmónica Nacional,  Gran Mariscal de Ayacucho y Orquesta Sinfónica de la Ópera, bajo la conducción de los maestros A. Romero, A. Rugeles, J. C. Núñez, R. Saglimbeni, A. Delgado y Á. Pagliuca.  Formó parte activa del staff de laCompañía de Ópera Memoria de Apariencias de la Camerata de Caracas, bajo la dirección de Isabel Palacios, para la que laboró en calidad de solista y colaboró en la Asistencia de Dirección.

Ha participado en importantes Galas Líricas, una de ellas realizada en el marco del XXIII Aniversario del Teatro Teresa Carreño, evento que marcó su debut en la Sala Ríos Reyna.

Se ha destacado en los roles de Ninetta en La Finta Sémplice,Despina en Cosí fan Tutte, Susana en Le Nozze di Fìgaro  y asumió con éxito el difícil rol de Isabel de Castilla en la ópera Los Martirios de Colón de Federico Ruiz. Abordó el rol de Hanna Glawary en La Viuda Alegre de Lèhar, obra en la que combinó la doble responsabilidad de abordar el personaje con la adaptación teatral del libreto.

Estrenó los Oratorios Réquiem a la Memoria de Don Simón Bolívar, Vía Crucis-Réquiem para el Siglo XX y Música para el Martirio de San Sebastián de Juan Carlos Núñez, dirigidas en su momento bajo la conducción del autor con las Orquestas  Solistas de Venezuela, Sinfónica Municipal y Filarmónica Nacional respectivamente. Es justo mencionar que estas obras fueron especialmente escritas para ella por voluntad de su autor.

Invitada a Italia por el Mto.Nicola Pisaniello, se hizo acreedora del Premio Internacional de Canto Lírico del Cervinara Opera Festival 2009, con el rol de Violetta en La Traviata de G. Verdi, bajo la conducción de los registas Alberto Paloscia y Sergio Licursi. Fue seleccionada por la Asociación Arturo Toscanini para recibir clases magistrales con la afamada soprano Rayna Kabayvanska, como única cantante latinoamericana.

En 2010, participó  – en calidad de Soprano Recitante y co-autora de los textos -  en la obra Amazonía, del Mto. Juan Carlos Núñez y bajo su dirección, con la Orquesta Sinfónica de Venezuela, en el Teatro Teresa Carreño, marcando el estreno mundial de esta obra en el marco del XXI Aniversario del Parlamento Amazónico.

De igual manera, ha destacado en el ámbito teatral, actoral, dramaturgia y docente, formándose y trabajando con emblemáticas figuras tales como Carlos Giménez (Rajatabla), Flor Nuñez, Gustavo Tambascio, Daniel Uribe, Vicente Albarracín entre otros. En su oportunidad, fue admitida como única actriz latinoamericana en el VI Stage Internazionale della Commedia dell’Arte celebrado en Italia, siendo reconocida como una de sus más destacadas participantes.

Se ha presentado en los más importantes teatros de la capital y del interior del país y participado en diversos Festivales Nacionales e Internacionales en La Habana, Buenos Aires, Montevideo, Guanajuato (Festival Cervantino), Ciudad de México, New York, Sevilla, Madrid, Milán, Roma, Berlín, Reykjavik, Moscú, Leningrado, Tbilisi, Riga y otras importantes ciudades. Autora del libreto Los Albores de la Revolución (inédito), espectáculo multidisciplinario para Actores, Cantantes, Coro y Orquesta con música original del Mto. Juan Carlos Núñez, espectáculo concebido para exaltar la gesta independentista de Francisco de Miranda.

Culminó luego el Taller de Técnicas Básicas para la elaboración de Guiones para Cine y Televisión, dictado por el dramaturgo Carmelo Castro y finalizó una versión de la obra “Casta Diva” de Ethel Dahbar, así como el encargo del libreto de Gringo Enamorado, proyecto multidisciplinario del artista plástico José Augusto Paradisi. También actuó en el Musical La Novicia Rebelde.

Entrevista de Personalidad. Juan Carlos Núñez, por Luis Ernesto Gómez

La Orquesta Sinfónica de Venezuela estrena mundialmente CANTATA SIMÓN BOLÍVAR del Maestro Juan Carlos Núñez. A propósito de este gran evento, compartimos esta entrevista que le hiciera el compositor Luis Ernesto Gómez.

CREAR A CONTRACORRIENTE: ENTREVISTA AL COMPOSITOR JUAN CARLOS NÚÑEZ

Luis Ernesto Gómez (Revista Zona Tórrida N° 43, Universidad de Carabobo)

El maestro Juan Carlos Núñez (Venezuela, 1947) dialoga y reflexiona desde Caracas –ante la ventana de su apartamento en Parque Central, a la altura del piso dieciocho–, en torno a la creación musical y las principales vinculaciones de esta actividad. Compositor de una obra orquestal de gran dramatismo, sus realizaciones musicales van desde la ópera hasta los valses, pasando por el catálogo sinfónico. Hizo estudios de piano con Sergio Moreira y Moisés Moleiro, y de composición con Vicente Emilio Sojo, Inocente Carreño, Francisco Rodrigo y Evencio Castellanos. Egresó del Curso de Dirección de Orquesta del PWSM de Varsovia, con el maestro Stanislaw Wislocki. Su obra ha sido interpretada en Nueva York y otros escenarios internacionales. Ha colaborado en diversas obras de teatro, en especial, con el destacado grupo teatral venezolano Rajatabla. En su participación cinematográfica se distingue la música realizada para La Casa de Agua, film venezolano en homenaje al poeta Cruz Salmerón Acosta. Es Director de la Cátedra Latinoamericana de Composición Antonio Estévez.

Image

¿Cuál es la función social del compositor de música de arte?

Los compositores somos intérpretes de un pueblo. Para mí el rol del compositor siempre ha sido una actividad relacionada con el prójimo, vinculada con la sociedad, con el colectivo. Ese es el compositor que soñamos, el que traduce las tradiciones y tiene una actitud crítica de su entorno.

Hablando de la vocación del compositor venezolano, éste crea aun si no tiene trabajo estable, compone por necesidad expresiva. ¿Son necesarios entonces los encargos?

La manera que haya obras con compromiso artístico, seriedad académica, conceptual e institucional, obviamente, es el encargo. Pero el encargo puede ser una ilusión para el compositor sin la existencia de una estructura y una política bien organizada. En mi caso, sólo un tercio de mis obras han sido encargadas, lo cual es un porcentaje altísimo para ser un compositor venezolano. ¿A quién hay que encargar una obra?, resulta una pregunta que no es fácil responder. Pienso que las instituciones deben encargar obras a los jóvenes compositores, pero siempre y cuando tengan solidez académica.

¿Cuál sería la forma institucional para dar esos encargos? ¿Cuál el criterio?

Instituir un cenáculo de ancianos que guíen el camino como en la antigua Grecia y en las comunidades prehistóricas. Una reunión de chamanes para resolver los problemas de la comunidad.La institución debe tener un comité de selección abierto a la calidad. Toda obra musical expresa una validez que, obviamente, tiene que ver con su tiempo y su contexto. Para dar una respuesta concreta, debería haber un consejo de sabios, de personas con conciencia de la existencia de nombres nuevos y que debe tocarse frecuentemente nuevo repertorio. Creo que los nombres nuevos están un poco huérfanos.

¿Qué es lo bueno y lo malo de los encargos?

Lo malo es que el esfuerzo se puede perder. Las instituciones pueden castrar de una manera cruel al creador y él puede perder solidez en su trabajo de creación. Lo bueno es que vamos a dar a conocer nombres y obras nuevas. En la situación actual, ningún compositor puede pensar que puede vivir ni de escribir obras por encargo, ni de la música. ¿Qué pasaría si hubiese una visión distinta de la música? Entonces habría una pléyade de compositores y habría un movimiento en el orden creador. Todas las grandes obras del repertorio venezolano, incluida La Cantata Criolla que es la obra más importante de El Nacionalismo, nacieron por generación espontánea. En el encargo hay una presión institucional que puede matar parte de lo espontáneo. Pero su impulso puede resultar importante, incluso fundamental. El encargo puede hacer florecer obras musicales que el artista no pensaba hacer. Otro riesgo es que puede formarse una especie de grupúsculo cerrado compuesto sólo por aquellos compositores que reciben encargos, sin embargo, las instituciones deben pasar por esa prueba.

Sería interesante la realización de un gran proyecto de siete, diez, veinte compositores, por ejemplo, en dos años, dándole una suma a cada compositor para vivir y tener la disponibilidad y el tiempo para hacer la obra. Sería palpable que la sociedad solicita, aprecia y necesita la obra nueva del compositor. Pero tenemos que escoger entre una sociedad a futuro y una sociedad capitalista. Creemos entender que está naciendo otra sociedad y que es a futuro. Es un retroceso entonces, que se mire solamente una parte de la música. A lo mejor vamos a una velocidad acelerada y es apresurado hacer un juicio. Pienso que como compositores, como artistas, no tenemos un apoyo sólido. A veces, parece un pecado social. Hay un mito que considera al artista un vagabundo, como alguien que no trabaja, que no es útil, “como no trabaja ¿por qué hay que pagarle algo?, mejor no, que trabaje”. Ese es concepto absolutamente salvaje: el artista es un “flojo” que no hace nada, cuando en realidad es al revés. Si un artista crea una señal que se multiplica vale su peso en oro para la sociedad misma. Mucho es el rigor al cual debe ser sometido un creador. Incluso estar preparado para las carencias. Creo que si no ha pasado por eso, no ha vivido el ochenta por ciento del asunto.

Es lamentable para cualquier sociedad que no se escuchen y aprecien las obras de sus creadores. Esas herramientas tan valiosas de expresión que es apreciar la música, no sólo la música de arte, sino la música de todas partes del mundo. Venezuela, en este momento está llena de oportunidades a futuro.

Este es un momento en que estamos metiendo en el horno una cantidad de cosas, no en el que todos creían, un horno perfecto que en diez minutos va a tener el producto acabado. No. Es mucho más complicado. Por eso es necesaria la ayuda de mucha gente. Es necesaria la disensión, necesitas la crítica, pero al matar de hambre, al cortar las posibilidades de los creadores, incluso sin saberlo, no sólo están dañando al compositor, sino también a todo un conglomerado social. Le están quitando un derecho al prójimo –que es lo más grave– de escuchar las obras de sus propios creadores, no le dan la oportunidad a ese prójimo de apropiarse de sus obras, de decir “esas obras somos nosotros”.

¿Qué pierde un país cuando deja de invertir en la creación musical?

Me gusta esta pregunta, toca como el médico los puntos donde la herida tiene mayor gravedad. Cuando un país deja de invertir en la creación musical es lo mismo que cuando se extingue una especie, conscientemente creo que es la misma pérdida. Hay generaciones completas que se pierden.

De la década del setenta hasta acá, hay por lo menos siete generaciones de compositores de música de arte casi desconocidas. Lo que pasa es que en ningún área de la cultura existe una política justa para el artista. Generalmente el artista –especialmente el que tiene poder de decisión dentro de las instituciones– no termina de madurar socialmente. Madura artísticamente claro, pero desde el punto de vista social no madura. Mucha gente piensa, ¿Por qué voy a ayudar al maestro tal a surgir? ¿Por qué voy a ayudarle para que haga una obra? Si no la hace, mejor”. Una mentalidad mediocre incomparable hacia los demás. Ese es un problema en la mentalidad latinoamericana que hay que superar. Hay muchos prejuicios rondando. Tiene que haber personas con conciencia de que hay que apoyar a que los nombres nuevos surjan y a la creación en general. La música en una sociedad es como la sustancia final, la esencia, después que pasa todo, lo que queda es la obra de los creadores.

¿Qué le propondría a las instituciones musicales venezolanas, a las personas que las dirigen para apoyar la creación musical venezolana?

Arriesgarse. No sólo se arriesga el torero, ni el que se tira en paracaídas. Las instituciones musicales venezolanas también tienen que arriesgarse. Eso forma parte de la construcción de la sociedad y sobre todo la que pretende ir hacia adelante. El riesgo es importante para avanzar.

¿Qué riesgos implica invertir en la creación de la música de arte en Venezuela?

Ninguno, si encargar obras, interpretarlas y editarlas se hace de una manera responsable. Eso no existe realmente en Venezuela, ni siquiera en El Sistema de Orquestas. Me encargan obras, pero lo hacen por la excepción a la regla, como todo. Durante estos últimos dos años, me encargaron un concierto para trompeta y otro para oboe, lo pidieron los mismos ejecutantes, pero fueron encargadas en una situación singular. Lógicamente, agradezco esos encargos al Sistema de Orquestas Juveniles. La Tocata Sinfónica Nº 1, mi primera obra, que fue Premio Nacional de Música en 1972, fue escrita por decisión propia. La Tocata Sinfónica Nº 2 fue encargada por el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. La creación musical es una de las actividades más “ingratas” que puede haber. Sabemos que Händel, Mozart y Beethoven tuvieron suerte para sobrevivir de su oficio, pero hasta ahí. Los que vinieron, Schubert, Schumann y Brahms murieron de hambre prácticamente. El compositor a lo mejor es como un castor trabajador, que se afana de una manera irracional y divina, como Beethoven, sabiendo que iba a perecer. La última etapa de Beethoven es una de las cosas más terribles. Como las vidas de Händel y Mozart, absolutamente catastróficas. La verdad es que la sociedad extrajo lo mejor de ellos para su provecho y luego los desechó simplemente. Seríamos unos salvajes si dejamos que se repita esa situación con los compositores venezolanos. Como pasó en el caso de Estévez, al final fue una víctima. Estévez no murió en la indigencia, porque tenía ciertos apoyos, pero murió como nunca moriría un ruso, por ejemplo. A pesar de que Shostakóvitch fue presionado por Stalin, fue un ejemplo de dignidad humana, un hombre que murió dentro de la institucionalidad rusa. Hay una gran diferencia con nuestra realidad.

¿Consideras que el compositor es un líder social?

El compositor tiene que ser un líder necesariamente, un gran líder, sin  concesiones. Si yo fuera norteamericano, escribiría una cantata sobre la primera manifestación contra la guerra de Irak. Si fuera chino, sobre el problema del Tibet. Existen obras dentro de una sociedad que se convierten en íconos. Creo que La Cantata Criolla se comporta como un ícono del Siglo XX en Venezuela. Queremos el ícono desesperadamente, no podemos vivir sin él. Sea un político, sea una obra, sea lo que fuere. De eso habla el Tango Cortázar. En esta obra trato de decir que la dependencia del líder aplasta y tritura finalmente algo que renace bajo las cenizas. Son cajas mecánicas, cajas de música donde suena Beethoven. En la obra hay una alternancia de una marcha militar junto con una caja de música donde suena la Quinta Sinfonía, de una manera bastante ideal como si en medio de esas dos variables, el despotismo y Beethoven, como si entre ellos está la utopía. Escuchada mucho tiempo después, me sorprendo de la vigencia que tiene, no por el contenido político, sino por lo que trata de expresar acerca del artista: cómo el artista en esta sociedad es cruelmente triturado. Voy a poner un ejemplo absolutamente banal, la muerte de Lady Di. Los ingleses no hallaban qué hacer, no sabían cómo expresar ese dolor, cómo llorar. ¿Qué hicieron? Me acuerdo que los ingleses para tratar de explicar ese dolor pusieron a sus compositores, Henry Purcell y Georg Händel. Lo único que los ingleses pudieron aceptar en ese momento fue la música de Henry Purcell, la música de un compositor suyo. Ese día entendí que la composición es como el zumo, el producto total de la civilización, lo que queda, incluida todas las artes, todo el pensamiento. Es lógico porque la música es un lenguaje prácticamente oculto, críptico.

¿El Compositor es un ente aislado o social?

Es bueno colocarse en el presente. No podemos aislarnos de la sociedad como compositores. Si fuera así, si nos aisláramos, diríamos tonterías. Estaríamos como los esquizofrénicos que crean su propio lenguaje, su propia jerga, sólo para hablarse a sí mismos. El creador no siempre es un ente aislado y solitario, ni tampoco es social en todo momento. Puedo poner un ejemplo de Sartre, un gran filósofo, en el sentido en que tuvo una inteligencia fuera de toda medición y creo que su concepto de la nada es mucho más complejo que cualquier pensamiento. Después que hace una demostración tremenda, cumpliendo con todas las reglas filosóficas, establece algo esencial, logra redefinir el ser, pero le pone unas condiciones. La filosofía hasta ese momento necesitaba definir el “para sí”, el “en sí” y mi querido amigo Sartre agrega el “ser para otro”, “yo soy para otro”. Creo que es el intento de disolver cualquier pretensión de tener el control absoluto. El “Yo” lo pone como una ropa vieja, como un harapo. Es un gran aporte de Sartre al pensamiento.

Según lo que me explicas, ¿el compositor está envuelto en una dialéctica de ser para sí y ser para otro?

Exactamente. Incluso Sartre dice que eres cómo el prójimo te mira. En realidad, no eres. Si no eres la imagen que el prójimo tiene de ti. Entre esta idea y la frase “ama a tu prójimo como a ti mismo” sólo hay un pequeño trecho. El compositor no podría ser nunca individualista aunque quisiera. Sólo si no formas parte del prójimo, si tú no puedes sentir al prójimo. No tienes ni un espacio ni un tiempo, lo cual sería algo grave artísticamente. El compositor debe tener conciencia de ese prójimo. Si el compositor debe reflejar ese prójimo y no lo hace, uno se ve obligado a repreguntarse insistentemente: ¿cuál es entonces el papel del compositor? Tiene que involucrarse en su momento, en su época de una manera objetiva, en sus circunstancias concretas –no con soluciones fáciles y predecibles–, sino inventando, tal como hicieron Beethoven y Mozart, esas relaciones del prójimo con el ser del compositor. Si te detienes a observar esa reflexión, nos daremos cuenta de que estamos en un punto, igual en los años ochenta, la composición está como detenida o avanzando muy lento, a mi juicio. Pero uno se pone a escuchar las obras después de El Nacionalismo y son muy interesantes. La modernidad en Venezuela es mucho más interesante que El Nacionalismo.

Por eso no me gusta que nos quedemos sólo con las obras que pertenecen a este período, que son unas pocas obras nada más. Esto lo digo incluso a pesar que soy devoto de Antonio Estévez, fue mi amigo personal en sus últimos años. Siento una devoción por él. Estévez tenía la visión de que el compositor era el traductor de su sociedad, lo cual sigue siendo una visión chamánica, el compositor es el médium que expresa su comunidad. Eso obedecía a un momento donde todo se estaba redescubriendo. Había momentos de gran libertad, justo cuando había terminado la dictadura. Tendrías que expresar la libertad. Ahora, ¿cómo expresar esa libertad en este momento? Reconociendo que estos diez años que han pasado no han sido en vano, que ha habido transformación en la realidad científica, que hay cosas que no se podían hacer antes, pero que ahora se pueden hacer. Sin embargo, la sociedad en lugar de estabilizarse, muestra un comportamiento convulsivo cada vez mayor. Eso me parece fabuloso. Nos han metido dentro  de la cabeza que la sociedad es algo estable y que el arte representa la máxima estabilidad, que es un concepto absolutamente griego. Ni el arte ni la sociedad son entes estables. Es muy difícil crear algo aislado, al vacío, no va a funcionar nunca si tú no aceptas las condiciones que te rodean. No aportarías nada realmente. Nosotros tenemos que ver esta sociedad como una sociedad gigantesca. ¿Qué pasa si no existe la conexión del creador con el Estado? Si esa otra parte de la sociedad no se ha desarrollado, si el Estado no puede comprender las necesidades de los creadores, si no puede construir un estudio, si no tiene la inteligencia y la sabiduría de facilitar la creación de obras musicales, entonces el compositor vuelve a ser un ser solitario, vuelve a ser la creación una actividad absolutamente marginal, deja de estar conectada con su entorno, se ensimisma. Creo que todos los compositores suplican por facilidades de toda índole, para mejorar su vida, tener disponibilidad de los recursos musicales. Por ejemplo, en el estado socialista polaco estaba instituidas las Ligas de compositores, las editoriales musicales, los festivales, de ahí su gran presencia musical, incluso siendo un país absolutamente pobre materialmente en ese momento.

Lógicamente, la sociedad tiene que evolucionar para tener conciencia de que debe impulsar a sus creadores, para escuchar a sus artistas, sentir que ellos son sus traductores en la expresión artística. ¿Qué grado de evolución tiene una sociedad que no aprecia a sus artistas, a sus creadores?

Es como si una comunidad indígena no escuchara a sus chamanes, a sus sabios. ¿Hay necesidad histórica de que el Estado venezolano impulse a sus compositores?

Exactamente. Imagínate esa sociedad. Oye, qué buena imagen. Si una comunidad indígena no escucha sus chamanes, colapsa, fracasa, se muere. Por eso le reconozco a José Antonio Abreu de una manera absolutamente irrevocable, que se dio a la tarea de transformar su sociedad a través de la música. No es que nosotros inventamos ese movimiento, nosotros somos parte, somos el origen.

Esa labor de convencer al Estado que ha hecho José Antonio Abreu en toda su vida, ha sido muy importante para la sociedad. Es un movimiento que ha sensibilizado al Estado siempre. Pero, ¿cuáles son sus desafíos futuros? Debería estar ahora el pensamiento musical, la creación musical, buscar la manera de conectar a los compositores venezolanos con ese gran movimiento.

No es sólo el concepto de hacer música europea, debemos mirar más hacia adentro. Ciertamente es al Estado a quien le corresponde impulsar a los creadores venezolanos. Porque impulsar al creador quizá no sea el objetivo del movimiento de orquestas juveniles e infantiles, no lo sé. En el futuro debe existir el pensador. Por ejemplo, el pensamiento musical de compositores mexicanos como Mario Lavista y Julio Estrada existe en el medio musical mexicano, influye y se siente su presencia. En Venezuela, el pensamiento musical no se siente con esa fuerza. Mirándolo de ese punto de vista, como si estuviéramos en una barca, la barca de Caronte, mirando lo que han hecho otros, habría que ir hacia allá. Habría que dirigirnos hacia facilitar que haya realmente una libertad de creación. En este momento la creación parece ser algo absolutamente propagandístico, o sea, toda la energía creadora parece estar vinculada de alguna manera con una parte que no es la creación. Obviamente, el compositor se debe al prójimo, y al hacerlo, se debe al ente organizador de la sociedad que es el Estado. ¿Por qué? Porque la manera de difundir la música es costosa y compleja. Solamente puede ser asumida cabalmente por el Estado. Ya sabemos que el espectáculo que pueden promover los entes privados tiene otros fines absolutamente propagandísticos, distintos a la creación. Me parece que como compositores tenemos pretensiones mágicas y tenemos que ser más concretos para brindar propuestas concisas. Lo importante es hacer planteamientos, dibujar la utopía.

¿José Antonio Abreu?

Creo que José Antonio Abreu es un hombre dividió en dos la historia de la música en el país. Pero para poderlo hacer tuvo que hacer un pacto con los actores de ese momento, a mediados de los años 70. Creó y mantuvo un sistema perfecto durante 30 años, que ahora lo están reconociendo los españoles, los alemanes, que ha dado a grandes intérpretes y a grandes directores como Gustavo Dudamel, un genio de la música. Pero aún no ha considerado realmente a los creadores. El que consideró a los compositores fue el sistema de Vicente Emilio Sojo. De ahí viene este proceso, el maestro Sojo pensaba que una escuela de música era solamente para los compositores, qué cosa tan hermosa, ¿no? Sojo tenía una exigencia feroz respecto del acto de escribir música. Los que pasaron su filtro, formaron la escuela nacionalista. La Orquesta Sinfónica Venezuela fue hecha para estrenar las obras de El Nacionalismo. El norte fue estrenar esas obras, imagínate, qué conciencia.

José Antonio Abreu miró otros aspectos, como el fortalecimiento de la interpretación musical de la juventud y el aspecto social de la música, importantes absolutamente y logrados de una forma loable. No existe una figura de compositor venezolano que haya impactado tanto el mundo musical como Gustavo Dudamel en la dirección musical, Dudamel es el resultado de 30 años de eventos históricos. Hubo que esperar y trabajar estos años para que Venezuela pudiera impulsar a un artista como él, que supo asumir su momento histórico, con disciplina y responsabilidad, con rigor, constancia y conciencia. Hay mucho sacrificio. El día que Gustavo Dudamel haga su disco de compositores venezolanos será un gran éxito. Encontramos dos visiones, una chamánica y otra cortesana. Cortesana referida a todo lo que es entretener a la sociedad. Chamánica referida en el pensar profundo, de traducir y sanar a su sociedad con sus cantos. Las obras de los compositores tienen que ser difundidas, sea la visión que sea. La nueva generación de compositores tiene el compromiso de seguir luchando como hombres salmones contra la corriente. Porque el compositor no va a impactar al público, el compositor va a impactar a los sabios. ¿Dónde está el compositor que ha logrado impactar a su generación? No está, no porque no hay talento, sino porque hay muchos obstáculos para que pueda surgir esa figura. Es interesante plantearse un nuevo mundo, que al final la única manera de obtenerlo es desechando lo que de verdad no sirve, lo que murió, tomar conciencia de que realmente queremos componer en Venezuela, para ello hay que otorgarle una importancia tremenda al compositor. Creo que la composición es una expansión feliz de la sociedad, inmortaliza lo mejor de una sociedad, pero ese momento donde la sociedad tiene conciencia de la importancia de la composición no ha llegado aún. Este proceso social, este punto feliz no ha llegado e incluso podría estar lejos.

¿Qué podemos hacer para acercar ese momento soñado de impulso a la creación?

No huir de la catástrofe, no huir del tornado, no huir de la furia del hormiguero, porque te vas a perder la batalla, no puedes dejar que te la cuenten. Actividades, hacer ruido, estrenar obras, una tras otra. Tienes que volver a donde naciste, a contra corriente. Durante el camino te están esperando los osos hambrientos para devorarte. El salmón me parece el animal más fascinante. Después que logran llegar a la cima, les sale un lomo, qué maravilla. Mueren después de haberse apareado y se los lleva la corriente. Al final, los devoran todos los animales, pero luego de haber cumplido su misión de llegar a la cima y extender la continuación de su especie. Creo que esa es la imagen del compromiso del artista latinoamericano. Dedicarse a otras actividades es la catástrofe para el creador. La música es una extrapolación tremenda de la realidad. La música es una paradoja. Si una parte de ti está metida en el mundo cotidiano, en ese mundo de causa-efecto, es muy difícil que realmente puedas extrapolar hacia ese otro mundo, tienes que pasar hambre, tienes que dedicarte a la creación de una manera absolutamente decidida, vas a colapsar y vas a morir de hambre y enfermedad, pero habrá conexión creadora. Por eso es que la nueva generación de compositores, tiene el compromiso tremendo de seguir creando como hombres salmones contra la corriente.

Si existiera algún apoyo del ente organizador de la sociedad, ¿podría haber mayor disponibilidad de tiempo y energía para la creación musical?

En los Estados Unidos, durante los años 40 y 50 se organizaban unos eventos interesantísimos que se podrían copiar. A ellos asistía Leonard Bernstein y Sergei Koussevitzky. Eran unos retiros espirituales, pagados, cuatro meses, tenías el compromiso de entregar una obra, pero todo estaba dispuesto para dedicarte a la creación durante ese tiempo. Una residencia para compositores con una exigencia académica seria. Sin apoyos sociales el compositor puede, para sobrevivir, dedicarse a otra actividad dentro de la música, pero sólo sobrevivir precisamente. Sobrevivir como en la edad de piedra. Como compositores hay que ser más fuertes que todo esto, porque este momento no son los años 60. Es un sitio más feroz. En aquel momento, el hormiguero tenía 100 hormigas y ahora tiene 100 millones. Imagínate las relaciones de cada hormiga con otra. A un sólo grano de polen que se encuentren le caen diez mil hormigas. No es el mismo mundo del maestro Sojo, ni siquiera del maestro Abreu cuando comenzó. Es un mundo más feroz. Creo que el compositor que toque esa tecla es el que exprese la catástrofe, el fin de esa etapa de la humanidad y el nacimiento de otra. Como compositores, no debemos ser complacientes, superar el pensamiento pequeño burgués, no suponer que todo está en su sitio, que la realidad es totalmente homogénea.

No estamos en el mundo feliz. El compositor no solamente tiene, como los salmones, que pasar todas las pruebas, sino que además tiene que hablar de su tiempo, un momento de terremoto total. Si miras a tu alrededor, puedes ver que el mundo está a punto de que un loco apriete un botón y caiga una bomba sobre Los Ángeles. Penderecki fue tildado injustamente de alarmista, cuando en realidad él solo estaba percibiendo la punta del iceberg.

¿Puede ser considerado el oficio del compositor musical como una profesión, que pueda ser medio de vida, retribuido materialmente? ¿Puede lograrse?

Puede lograrse siempre y cuando haya un medio que oiga la campana del compositor. Pero no que la oiga siglos después cuando ya el compositor ha muerto. Sino que se prepare para escuchar esa campanada apenas suene, cuando el compositor está vivo y en pleno ejercicio.

Publicada en línea en este link: http://servicio.bc.uc.edu.ve/multidisciplinarias/zona-torrida/num43/art11.pdf

 Image

LUIS ERNESTO GÓMEZ (Maracay, Venezuela, 1977). Compositor y escritor venezolano. Magister en Música de la Universidad Simón Bolívar (2011). Licenciado en Música Mención Composición del Instituto Universitario de Estudios Musicales (2006). Licenciado en Computación de la Universidad de Carabobo (1999). Su obra sinfónica Dialéctica de lo Incierto se hizo merecedora del Premio Municipal de Música 2003 en su mención Obra Sinfónica Breve, así como su Cuarteto de Cuerdas no. 2 que fue a su vez galardonado en el II Salón de Jóvenes Compositores 2005. Su Concierto para Orquesta (de 40 minutos de duración) obtuvo el 1er Lugar-Premio Antonio Estévez en el I Concurso Nacional de Composición Musical 2010 de la Orquesta Sinfónica de Venezuela. En 2012, escribió por encargo de la Fundación de Investigaciones Sismológicas de Venezuela, la obra sinfónica El terremoto del Jueves Santo, 1812, creada para ser marco sonoro de la exposición “El terremoto de Caracas de 1812, dos siglos después” de la Galería de Arte Nacional. En Poesía, ha publicado El Otro Lado de la Página (Consejo Nacional de la Cultura, Edición Cada Día Un Libro, 2005) y Cuerpo de Piélago (Taller Editorial El Pez Soluble, 2006). Una selección de sus poemas aparece en los libros Desde el Patio del Limonero (Taller Editorial El Pez Soluble, 2006), Amanecieron de Bala (Editorial El Perro y la Rana, 2007), Revista Poesía, No. 153. Joven Poesía venezolana (Universidad de Carabobo, 2011) y Memorias del IX Festival Internacional de Poesía de El Salvador (Fundación Poetas de El Salvador, 2010). Ha realizado Talleres de Poesía bajo la dirección de los poetas William Osuna, Edda Armas, Belén Ojeda, Armando Rojas Guardia y Zulema Moret. Ha participado en II, IV y VI Festival Mundial de Poesía de Caracas 2005, 2007, 2009 y IV Feria Internacional del Libro, Caracas, 2008 y fue invitado a la IX Festival Internacional de Poesía El Salvador 2010. Ha publicado artículos en las revistas Amazonía (Parlamento Amazónico), Zona Tórrida (Universidad de Carabobo) Arte de leer, Poder vivir y A Plena Voz (Ministerio del Poder Popular para la Cultura). Luis Ernesto Gómez http://www.luisegomez.blogspot.com y http://www.myspace.com/luisegomez.